Mediante la solemne ceremonia la pareja intercambió votos y alianzas, y recibió la bendición nupcial de manos del sacerdote, quien los exhortó a vivir en amor y delidad por el resto de sus vidas. Después de que el reverendo padre los proclamara marido y mujer, los recién casados recibieron abrazos y parabienes de los presentes que no perdieron oportunidad de tomarse la foto del recuerdo con ellos para después trasladarse al salón de estas en donde se llevó a cabo la celebración.

Después de que el reverendo padre los proclamara marido y mujer, los recién casados recibieron abrazos y parabienes de los presentes que no perdieron oportunidad de tomarse la foto del recuerdo con ellos para después trasladarse al salón de estas en donde se llevó a cabo la celebración.

En la esta fueron recibidos por sus familiares y amistades más cercanos, quienes les desearon una vida juntos llenos de dicha, amor y felicidad.

El Imparcial – El mejor diario de Oaxaca. Contáctanos: (951) 516-2812 y 501-8300

Compartir me hace feliz!